Blogia
El Principito

Año nuevo, vida vieja

Año nuevo, vida vieja Para algunos esta noche es especial, símbolo del fin de un periodo temporal y comienzo de otro. Como si las cosas fueran a cambiar. Para algunos, como yo, menos románticos, es el paso de una cifra a otra.
Los periodos o las fases de la vida no pueden cincunscribirse a un calendario, a unas meras cifras, a unos números por mucho que el Corte Inglés se empeñe. Cada año la misma historia: los mismos propósitos que se olvidan al día siguiente y se aplazan otra Nochevieja más, brindis cargados de buenas intenciones y promesas varias. No hay nada como engañarse a uno mismo aunque la realidad del 2005 será otra bien distinta. Los mismos defectos, los mismos errores, los mismos defectos que en 2004. Sin embargo, el 31 de Diciembre nos sentimos ya mejor personas. Como si hubiéramos llevado a la realidad todos nuestros sueños y buenos propósitos por sólo proponérnoslo.
Mi pesimismo congénito me hace pensar que en 2005 poco cambiará. Ibarretxe seguirá con su plan socialfascista, Cataluña patinará hacia el libreasocismo, España seguirá sin ganar un Mundial y no clonarán a Induráin. El PSOE y el talante seguirán en el Gobierno, Aznar en Estados unidos y Dios en la de todos... El desasosiego me invade. ¿Qué quieren, amigos?. Soy un nostálgico y todo esto, para alguien como yo, es muy duro. Duro de cojones que diría el poeta.
En días así resulta imposible acordarse de aquellos que no comerán las uvas de bienvenida al 2005 con nosotros, y de los que se fueron en 2003, y en 2002, y... porque si hay algo que no cambia son las ausencias y las dudas acerca de si los que se fueron se llevaron nuestro amor, respeto y admiración en las alforjas en la memoria.
A nivel personal soy menos ambicioso. Mientra suenen las campanas pensaré en ti, en mi familia y en mis amigos y tiraré de castiza plegaria: “virgencita, virgencita, que me quede como estoy”. No le pido mucho más a la vida, la verdad. El 2004 ha sido generoso conmigo, seguramente mucho más de lo que merecía. Será que peco de conformista pero dicen que es de bien nacido el ser agradecido.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

El Principito -

feliz año a ti también, Patri. Supongo que estas fechas nos vuelven a todos especialmente melancólicos. en mi caso, el pesimismo es casi congénito
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Patri -

Una fecha no va a canviar a una persona ni sus circunstancias, completamente de acuerdo! De todas maneras... feliz año, Principito!
No sé pq será xo los posts d la gente sobre fin d año y variantes tienen un tono muy pesimista... espero q cambien los ánimos generales y q vengan tiempos mejores.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres