Blogia
El Principito

LISTA DE ESPERA EN LA FUNERARIA

Júlia, Elena, Pablo

El notable aumento de mortalidad a principios de año cuestiona el funcionamiento de los tanatorios de Barcelona

Barcelona (Redacción)- La abundancia de necrológicas en la prensa de los últimos días da fe de la situación que han vivido las personas que durante este invierno han perdido a algún conocido. La epidemia de gripe y otras enfermedades respiratorias que afectan a la salud de los más vulnerables durante las épocas de frío han puesto en duda las capacidades de los servicios funerarios del área metropolitana de Barcelona para afrontar el incremento de mortalidad. A pesar de que los responsables de los tanatorios han asegurado que en ningún momento han estado desbordados, las funerarias se han visto obligadas a realizar horas extras y plantearse mecanismos excepcionales para hacer frente al aumento de defunciones.

Durante la primera semana de 2005, la mortalidad en la provincia de Barcelona aumentó un 20 por ciento debido, en mayor parte, a los casos de gripe y afecciones respiratorias. Algunos medios de comunicación denunciaron una supuesta saturación de las instalaciones durante aquellos días. Sin embargo, Serveis Funeraris de Barcelona Societat Anònima niega el colapso aunque reconoce haber sufrido un “incremento notable” de su actividad. Así lo afirma Marta Aladre, responsable del departamento de comunicación de la empresa municipal, quien puntualiza que “estuvimos llenos pero no se puede hablar de saturación”. Aladre reconoce que “con el fin de acelerar los entierros se ofreció, por primera vez, la posibilidad de prescindir del periodo de vela y reducir la espera”. También concreta que “los entierros se llevaban a cabo antes de las 48 horas posteriores al fallecimiento”.

Cifras de enero

Las cifras son claras. En Barcelona ciudad han muerto, durante las tres primeras semanas de enero, un 55 por ciento más de personas que el año pasado en las mismas fechas. Del 1 al 18 de enero los servicios funerarios de la ciudad realizaron una media superior a 80 entierros diarios, lo que supone un aumento de la actividad de un 30 por ciento en relación a otros meses de frío sin gripe. En concreto, durante la primera semana de este año se llevaron a cabo 520 entierros frente a los 324 del año anterior. El día de máxima mortandad fue el 6 de enero, día de Reyes. Murieron 95 personas. No obstante, no se han alcanzado las cifras de entierros diarios registradas durante la ola de calor de 2003, que siguen siendo las más altas hasta la fecha. El 13 de agosto de ese año fallecieron 118 personas y se hizo necesaria la habilitación de salas especiales en los tanatorios para cubrir las necesidades sobrevenidas.

Desde el Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya se calcula que la epidemia gripal de este año habrá afectado a un 10 por ciento de la población catalana. Los colectivos más vulnerables son las personas mayores y las que padecen afecciones respiratorias. En este sentido, Antonio Plasència, director de Salut Pública, confirma que “la sobremortalidad que se ha experimentado en estas fechas está directamente relacionada con los casos de gripe”, si bien la directora del programa de vigilancia de Salut Pública, Àngela Domínguez, matiza que “la mayoría de muertes no son causa directa de la epidemia”, sino que el virus “contribuye a empeorar otras enfermedades que el paciente ya sufría anteriormente”. Por otro lado, fuentes médicas del Hospital Vall d’Hebron, constatan que “una peculiaridad de la gripe de este invierno es el retraso de su aparición” y su evolución está directamente relacionada con las condiciones meteorológicas, ya que “el frío aumenta su virulencia”.

Los índices de asistencia médica durante esas mismas fechas también muestran un notable incremento. Las urgencias hospitalarias se incrementaron en un 15 por ciento y las llamadas al 061 en un 155 por ciento durante los primeros días de 2005, llegando a los 8000 ingresos hospitalarios en toda Cataluña. Esto supuso un aumento del 10 por ciento respecto al resto del año. Los usuarios de la red sanitaria que han acudido de urgencias a los hospitales públicos se han encontrado una situación de colapso y unas salas de espera desbordadas por la falta de recursos para atender todas las consultas.

Condicionantes añadidos

No obstante, numerosos expertos apuntan también a factores emocionales para explicar el aumento de los decesos en fechas tan señaladas. Soledad Peña, directora de una residencia de la tercera edad, considera que “hay ancianos que entran en depresión durante las fiestas de Navidad”. Es precisamente este sector de la población, más vulnerable, el que acusa en mayor medida un cuadro depresivo. Soledad señala que “los ancianos que han de pasar las fiestas en la residencia se abandonan y te dicen que su hora ha llegado”. Elisa Berges, psicóloga, confirma esta tesis y señala como principal síntoma “la pérdida del apetito”. Elisa ha observado que “cuando pierden las ganas de vivir dejan de comer y se mueren en dos o tres semanas”.

El cardiólogo norteamericano Robert Kloner afirma en un estudio publicado por la revista Circulation que “aunque las bajas temperaturas y los virus habituales de la época juegan un papel importante en la mortalidad, también existen otros factores que deberían ser estudiados. De este modo, el estrés que generan los días navideños, los cambios en la dieta, el aumento del consumo del alcohol o la preocupación a la hora de asumir presiones económicas, como viajes o regalos, pueden contribuir en gran medida al deterioro de nuestra salud”.

Resulta sorprendente que España y Portugal sean los países europeos con más riesgo de muertes debidas al invierno. Así lo revela una investigación publicada por la revista médica Journal of Epidemiology and Community Health. Los expertos declaran que es paradójico que los países más cálidos, con una temperatura media superior a los 5 grados centígrados durante el invierno, sean los más vulnerables a los descensos de temperatura.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Pablo Berges -

"Elisa Berges, psicóloga" (me ha parecido simpatico encontrar a una copia de mi hermana en tu blog). Sigue asi con el blog, me entretiene a menudo durante mis horas de "currele". Pero como te habras dado cuenta, si no tratas asuntos de politica o de alguna cuestion polemica tus articulos no tienen tanta acogida.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres